EABE12: la horizontalidad

El primer Encuentro Andaluz de Blogs Educativos (Almería 2009) no se diferenciaba mucho de otros encuentros o congresos, pues estaba estructurado en conferencias, comunicaciones y mesas redondas caracterizadas por una muy marcada distancia entre los y las ponentes y el público, con este último en una posición claramente subordinada y totalmente pasiva.
En este tipo de evento la comunicación es esencialmente unidireccional y sólo se produce un feedback en los brevísimos debates en los que, si cabe, la verticalidad se pone aún más en evidencia, ya que suelen servir para que el ponente -que es el que más sabe- responda al asistente para aclararle sus dudas.
Con eso no quiero cuestionar su utilidad, ya que estoy convencido de que se aprende mucho escuchando a una persona sabia que cuenta sus reflexiones y experiencias, pero también estoy convencido de que cuando se reúnen en un mismo lugar decenas o centenares de profesionales y sólo se difunde la sabiduría de unos poquísimos -aunque estén muy bien elegidos- se está desperdiciando una enorme cantidad de capital intelectual y, sobre todo, una grandiosa oportunidad de aprovechar la sinergia de tantas mentes para construir nuevo conocimiento.

Cuando quedó patente que la Junta de Andalucía no convocaría el segundo EABE, un grupo de docentes empezamos a trabajar para rescatar ese encuentro sin saber exactamente qué llegaría a ser, pero con una idea bien clara: tenía que ser un tipo de formación horizontal, en la que todos/as aprendiéramos de todos/as. Con esa intención, tras algunas reuniones previas, en mayo de 2010 se celebró en Guadix la supervivencia del EABE, un encuentro sin ponentes y con mucho espacio para la improvisación y la espontaneidad en el que participamos un pequeño grupo de amigos y amigas. Un año después, en Casares, en la que definí como la adolescencia del EABE, quisimos utilizar una dinámica parecida; pero lo que funcionó para cohesionar ese grupito inicial no resultó del todo eficaz con un número mucho mayor, por lo que muchos de los que se acercaban por primera vez no se sintieron tan cómodos como nos hubiera gustado, pues se creó espontáneamente una nueva verticalidad: los noveles fueron el público de la representación de una comedia del arte cuyo canovaccio no conocían.

Sin embargo, en EABE12, que se ha celebrado durante el pasado fin de semana, la integración de los recién llegados ha sido estupenda, gracias sobre todo a la estructura del programa y a las dinámicas de trabajo elegidas por el comité que ha organizado el evento de manera ejemplar, un maravilloso equipo, guiado por Loli y José Antonio, ejemplos de generosidad y competencia.

La tarde del viernes sirvió para que nos ambientáramos en la bellísima ciudad de Carmona y para que eligiéramos las temáticas a tratar entre las propuestas por la organización. Esas temáticas las trabajamos en grupos de poco más de una docena de personas durante la mañana del sábado. En esos grupos, formados al azar, no había ni ponente ni asistentes, ni gurús ni novatos; tan sólo había compañeros y compañeras trabajando juntos de la siguiente manera.

Fueron dinámicas acertadísimas, pues todo el mundo participó activamente, aportando con entusiasmo sus ideas y su punto de vista. Al estar el EABE abierto a toda la gente interesada en la educación, y no sólo al profesorado no universitario andaluz, los grupos eran bastante heterogéneos. Por ejemplo, en el grupo VII, en el que tuve el gusto de participar junto con @andreagiraldez @chelucana @educashun @imatematicas @interele @kiscovazquez @pacoxxi @PilucaATAL @pily @saracircus @starpy @TICtiritero y @yolajb, estábamos docentes de todos los niveles educativos -desde la Educación Infantil hasta la Universidad, y de un abanico muy amplio de asignaturas-, algunos de los cuales actualmente ocupamos diferentes puestos específicos (ATAL, CEP, un circo o el Ministerio), y además contábamos con la presencia de una madre. Para algunos de nosotros era nuestro cuarto EABE, mientras que para otros era el primero. Esta variedad, que en otras circunstancias podría haber creado barreras infranqueables, resultó tremendamente enriquecedora, pues permitió unir tantos puntos de vista distintos y complementarios en una visión más amplia y plena de las 4 temáticas abordadas, visión que se plasmó en los diferentes formatos propuestos.

Por la tarde, volvimos a un formato más tradicional: tres mesas redondas del profesorado invisible, de las familias y del alumnado respectivamente, contenidas en el siguiente vídeo, cuyo streaming fue seguido en directo por casi 300 personas.

Lo que más me impactó de esas tres mesas, más aún que la frescura y simpatía del alumnado, fue constatar que de cinco profesores y profesoras sentados en la mesa de los invisibles, tres ocupan la dirección de su centro. Nunca he pensado ni siquiera durante un instante que un director o una directora pueda ser invisible. Bueno, la persona en sí quizás pueda llegar a serlo, pero no su trabajo, ya que el equipo directivo, y en última instancia la dirección, determina de manera decisiva el funcionamiento de un centro educativo, condicionando, positiva o negativamente, el trabajo de los demás miembros del claustro.

Mientras les escuchaba, me fui dando cuenta de que de esa capacidad que tienen las directivas de arrastrar su centro hasta la innovación y la excelencia o hasta la inercia y el desastre ya habíamos hablado repetidamente durante la mañana en el grupo VII (y por lo que he podido ver y escuchar, también el tema se trató en otros grupos). Entre otros aspectos, subrayamos como factores de éxito: la capacidad (y la voluntad) de flexibilizar los tiempos y espacios escolares para permitir y fomentar el trabajo por proyectos; la capacidad (y la voluntad) de empatizar con las familias y de crear dinámicas de participación que les hagan sentir realmente miembros de la comunidad escolar, más allá del derecho a recibir información sobre los progresos de su prole; la capacidad (y la voluntad) de asumir y compartir un liderazgo pedagógico que consiga crear una unidad de ideales en el claustro; la capacidad (y la voluntad) de anteponer la calidad de la educación a su propia comodidad y tranquilidad. Basándome en mi experiencia como docente, he llegado al convencimiento de que estas cualidades y aptitudes no son tan frecuentes en los actuales equipos directivos y que donde están las excepciones, allí hay un centro innovador y ejemplar.

El mismo tema salió una vez más durante la cena mientras charlaba con @fgpaez y @sandopen sobre las razones del éxito del Colegio San Walabonso. Fernando, desde su inmensa y sincera modestia, afirmaba que no sabría explicarlas, pues, decía, “lo único que se hace en mi centro es escuela”. Y nos contaba como las familias (no sólo padres y madres, sino también abuelos y abuelas) están en el colegio como en su casa; como a menudo la rutina del horario se interrumpe para trabajar en diferentes proyectos en los que integran valores y competencias básicas; como en su centro se valora, anima y estimula a todos los miembros del claustro, que devuelven con creces ese pequeño esfuerzo con una grandísima implicación personal y un gran rendimiento profesional. Y cuanto más hablaba, más me daba cuenta de que una de las principales razones del éxito de este colegio modélico es su equipo directivo.

Tras esas charlas y reflexiones, he llegado a la conclusión de que, aunque la dirección de un centro educativo nunca pueda ser realmente invisible, el debate sobre la función directiva como elemento imprescindible para la innovación y la renovación pedagógica de los centros está demasiado escondido. Podría ser un buen tema para tratar en EABE13, cuyo camino rumbo a Algeciras ya ha empezado.

Algunos de los que estábamos en EABE12 (@aylakweb, @javiergvaldivia, @_mayti @TICtiritero, @PilucaATAL, y un servidor, los #bloguerosgloberos) elegimos otro medio de transporte para empezar ese camino y a la vez reivindicar desde arriba “una escuela pública de calidad para tod@s y de tod@s”.

Entradas relacionadas

  1. gines Contestar

    Felicidades por la entrada acertada y amena

    • Massimo Pennesi Contestar

      Muchas gracias, Ginés. Ha sido un gran placer conocerte personalmente, por fin.

  2. ©Lola Urbano Contestar

    Me encanta el post, como siempre eres taaaan elegante…

    Pero el vídeo del globo, veros a todos tan sonrientes y tan bien, me emociona muchísimo. Pasasteis por encima de mi casa ;))

    Cuánto cariño me sale por las orejas cuando os veo. Y cuando no ;PP

  3. Sergio Recio Contestar

    Gracias Massimo.
    Acertadísimo el post, sobre todo teniendo la visión de dónde viene el EABE y en lo que se ha convertido en sus cuatro años de existencia.
    Coincido contigo que las mesas del sábado por la tarde fueron, todas, muy acertadas.
    Un abrazo, y encantado de haberte desvirtualizado.

    Nos vemos, si no es antes, en el EABE#13

    • Massimo Pennesi Contestar

      Gracias a ti, Sergio. Tres años después de coincidir en Almería en EABE09, por fin te conozco. Nunca es tarde si la dicha es buena. 🙂

  4. Andrea Contestar

    Un post estupendo. Interesante conocer la evolución de los EABE. Un placer coincidir allí y compartir las reflexiones del grupo VII. A por el EABE13.

    • Massimo Pennesi Contestar

      Gracias Andrea. Me encantan tus ideas sobre las relaciones entre escuela y universidad y sobre el arte, la creatividad y las emociones en la educación… Un gran placer conocerte personalmente.

  5. Pingback: Bitacoras.com

  6. Juanjo Contestar

    Hola Massimo.
    Enhorabuena por tu aportación, pienso que has dado una visión rápida y acertada de todo el recorrido #Eabe.
    Lo más novedoso de este, han sido las dinámicas de la mañana del sábado, totalmente horizontales y entre “iguales”. Cuando esto ocurre el potencial de trabajo, conocimiento y fluidez se multiplica exponencialmente y los resultados son espectaculares como ha sucedido en Carmona.
    Si además va acompañado del buen ambiente que se respiraba y rodeado de amigos y amigas que comparten una visión parecida de la enseñanza, hace que las horas tan intensas que hemos compartido, nos hayan sabido a poco y nos queden ganas de volver a buscar otro #Eabe13 para disfrutar, como lo hemos hecho en este.
    También me ha sorprendido “los invisibles” de la tarde, muchas veces buscamos a los más entendidos en las diferentes temas para que nos ilustren con sus conocimientos, pero en ocasiones se van por las ramas y no acaban de aterrizar en la realidad de lo que ocurre en las aulas, como nos lo han hecho ver padres, profesorado y sobre todo el alumnado.

    Un abrazo

    • Massimo Pennesi Contestar

      Gracias Juanjo. Yo también tuve la sensación de que todo pasó demasiado rápidamente, pero nos hemos ido con las alforjas llenas, camino a Algeciras. Hasta pronto.

  7. TICtiritero Contestar

    Mientras preparo, a fuego lento, el pollo que compartiremos con lo que tú estés preparando para almorzar mañana, voy leyendo tu post. Cocinado también a fuego lento, desde la calma, la reflexión y la mirada certera de quien ya lleva cuatro eabes colgados en el pecho.
    Didáctico como siempre, nos enseñas de donde venimos, donde estamos y hacia donde vamos.
    Ameno, claro y directo, sin perder la cortesía.
    ¿Qué más puedo decir? Que te ha quedado un post redondo. Que lo comparto y suscribo. Y que es un placer tenerte de compañero y un orgullo contarse entre tus amigos.
    Un abrazo

    • Massimo Pennesi Contestar

      Muchas gracias, Benjamín. Para mi es un verdadero lujo trabajar contigo, aprendo muchas cosas todos los días. Y un enorme placer compartir los viajes (a Marbella y en globo) y las comidas (las de lujo de Entre teclas y fogones y las de tupper).

  8. Rosa Liarte Contestar

    Pues qué decir… que nos has dado una lección de historia del EABE que llevas viviendo desde su nacimiento, ya llevas 4 y espero compartir los próximos con vosotros, es una gran experiencia y este último ha sido genial. Enhorabuena por esa explicación del EABE y de nuestra última experiencia. ¿Lo mejor? que ya estamos contando hacia atrás de lo que queda para el siguiente.

  9. María José Contestar

    Massimo:
    Como siempre, un claro y preciso resumen, no por ello menos completo, de lo acontecido en el EABE12.

    Un saludo y hasta la próxima.

    • Massimo Pennesi Contestar

      Muchas gracias, María José. Un placer volver a verte a ti y a tu familia.

  10. chelucana Contestar

    Estupenda entrada, Massimo.

    Desde la foto de Antonio Sevilla, el repaso por la infancia hasta la madurez del EABE, el trabajo en los grupos, las mesas de invisibles e incluso la cena, ofreces una visión panorámica, apta para ser entendida por cualquier extratErrABEstre. ¿Será por ese viaje en globo a vista de pájaro?

    Fue un placer formar parte de ese heterogéneo y productivo grupo VII.

    Eso sí, de haberlo sabido antes, me habría encantado acompañaros al grupo de bloguerosgloberos tan acogedor que sois.

    Gracias por la mención

    • Massimo Pennesi Contestar

      Muchas gracias, Cheli. Si para el año que viene en Algeciras decidimos aventurarnos a dar un paseo en submarino, te avisaremos con tiempo para que te apuntes. 🙂

  11. Peralías Contestar

    Massimo, eres genial, nadie como el grupo pionero en EABE tiene una visión más completa, por tus palabras entiendo que vamos superándonos cada año, ese era nuestro objetivo. ¡Vaya final de EABE que tuvísteis! La escuela pública se elevó en importancia por los aires… Un fuerte abrazo a ti y a la que te hace la maleta.

    • Massimo Pennesi Contestar

      Muchas gracias, Loli, por tu comentario, tu simpatía y toda la pechá currá que os disteis para que #EABE12 saliera tan bien.

  12. Mayti Contestar

    Como siempre, Massimo, dando en la diana. Qué análisis más profundo y certero de la trayectoria de los Eabes y de como este último ha supuesto su consolidación como ejemplo de horizontalidad, frescura, compromiso y buen hacer profesional tanto de los organizadores como de los participantes. Tu crítica (y los comentarios que generó) constructiva y razonada de como transcurrió el Eabe11 y lo que había que mejorar ha dado sus frutos. Felicidades, Massimo, eres para mí un punto de referencia personal y profesional .

  13. José Luis Castillo Contestar

    “Nada tiene sentido sino a la luz de su evolución”. Y yo lo he vivido exactamente como tú indicas. Desde el 09 al 12. Por eso no puedo aportar mucho al post, que expresa exactamente lo que percibo y siento. Tu análisis de la trayectoria se convierte, por tanto, en un referente para mí. 🙂

    Si acaso añadir que los anteriores EABEs tuvieron dinámicas de exploración, con sus problemas, pero que contaron con el “camino” para resolverlos. Este EABE12 realmente ha contado con poco camino compartido pero la organización lo ha solventado con una dinámica plenamente horizontal. Que se ha consolidado, creo. Al menos yo disfruté mucho de ella, en el grupo que busqué, aquel en el que a menos personas conocía. Y me enriquecieron enormemente.

    Ahora el reto está en combinar “camino” y horizontalidad en el momento de encuentro.

    Por lo demás, si la verticalidad es en globo, también está muy bien.

    • Massimo Pennesi Contestar

      José Luis, en este EABE he echado de menos poder charlar un poco más contigo, sólo te he visto un momento muy breve. A ver si le ponemos remedio de alguna manera.
      Estoy de acuerdo contigo en todo menos en que haya habido poco camino compartido. Aunque es cierto por lo que se refiere a las reuniones presenciales, a las que pudieron acudir sólo unos pocos, me parece evidente que, al tomar sus acertadas decisiones, el equipo organizador ha tenido muy en cuenta el camino que se ha recorrido en la red desde Casares hasta Carmona. Y si lo dudas, piensa en la cantidad asombrosa de conocimiento generado en los blogs y en Twitter por todos los eaberos durante este año.

      • José Luis Castillo Contestar

        Esto da para un debate. Pero estoy de acuerdo contigo. No quiero un debate en el blog. Lo quiero con un café y una tarta de manzana, sentados, sin prisas… Después de un plato de la mejor pasta en el mejor sitio de comida italiana que conozcas en Málaga. :))) ¡Invito yo! Es lo que de verdad me apetece. Así que lo pospongo hasta que inventéis un “algo” en Málaga y me pueda llegar.

        Solo te avanzo una cosa. Creo que “camino” es una palabra polisémica, con varias acepciones igualmente válidas, y habría que ver si estamos pensando en lo mismo cuando usamos el concepto. Yo pienso en mundos pequeños hiperconectados que se influyen mutuamente en su evolución… En ocasiones en kilometraje. Pero solo en ocasiones…

        Pero ya hablaremos de eso, ya… Que este EABE12 ha sido una maratón para mí… 8 horas de viaje para una presencia física de 8 horas… Me he quedado con ganas de mucho más… Pero ha sido superfructífero! 🙂

        • Massimo Pennesi Contestar

          El mejor sitio de comida italiana que conozco en Málaga es mi casa ;DDD
          Así que ya sabes, vente cuando quieras (obviamente invito yo ;))

  14. Javier G. Valdivia Contestar

    Massimo, no voy a insistir en tantas coincidencias como tenemos porque de sobra las conoces: tu análisis de este EABE12, como también el de EABE11, lo firmaría casi íntegro. Así que muchísimas gracias por el trabajo que me quitas, para empezar 😉
    Tu perspectiva, como la de José Luis, son especialmente valiosas porque habéis vivido la saga completa. Él hace hincapié en el “camino”, en el proceso compartido para construir los contenidos y metodología de EABE. Yo creo que las últimas ediciones han demostrado que el camino más compartido y participativo es el que elige las redes profesionales y las herramientas web (wikis, blogs) como soporte. Las reuniones presenciales son mucho más cálidas y enriquecedoras, refuerzan vínculos personales y profesionales, pero a la fuerza son menos participativas. En una wiki o una red creada ad hoc pueden aportar visiones o ideas un colectivo muy amplio separado por miles de kilómetros que en ningún caso tendría la oportunidad de reunirse presencialmente.
    Y otra cosa que creo que ha demostrado EABE12 es que los contenidos y temas están prácticamente consensuados ya de entrada, no hay que hacer 5 reuniones en fin de semana en Antequera, Almensilla o Motril y en las que van a participar 15 o 20 personas, como mucho, con desigual participación. El debate previo en Twitter, Facebook o en la wiki, nos proporciona el pulso de centenares.
    Lo que si es importante, fundamental, es un comité organizativo cohesionado y dedicado, con amplia autonomía decisoria, que diseñe el programa, las dinámicas de debate, la infraestructura, las redes y conexiones, la estrategia de comunicación…
    Eso es lo que apenas pudo haber en EABE11 por limitaciones personales e institucionales del encargo recibido. Esto es lo que si ha habido en EABE12…¡ese es el gran éxito de EABE12!

    • Massimo Pennesi Contestar

      Muchas gracias, Javier. Aunque el año pasado no tenía la suerte de trabajar codo a codo contigo, estuve lo bastante cerca de ti y del resto de mis actuales compañeros mientras organizabais EABE11 como para recordar perfectamente la inmensa generosidad con la que renunciasteis a tomar ciertas decisiones sobre la metodología a seguir, que estoy convencido de que hubieran sido muy acertadas, para que no se interpretara la colaboración del CEP como una intromisión en el espíritu libre y ajeno al sistema de EABE.
      También en este sentido podemos decir que EABE el año pasado era adolescente: muy rebelde y en busca de una identidad personal, y a vosotros os tocó lidiar con nosotros los primeros eaberos mientras pasábamos por esa edad tan difícil.
      Si EABE ha llegado con cierto grado de madurez a Carmona es en gran parte porque lo habéis hecho tan bien como para que superáramos esa crisis tratándonos de la única manera en que se puede tratar a los adolescentes: con una de cal y otra de arena.
      Gracias a ti y a todo el CEP Marbella-Coín por esa herencia que nos habéis dejado.

  15. Isabel Ruiz Contestar

    Estupendo post, lleno de sensibilidad. Lo mismo me pasó a mí respecto a esos directores llenos de ánimo y de ideas. Necesitamos más gente que lidere como debe hacerlo, más personas que acepten responsabilidades y sepan compartirlas. Un abrazo grande!

    • Massimo Pennesi Contestar

      Muchas gracias, Isabel. El debate sobre la función directiva es necesario, pues ahora, por lo general y con pocas pero maravillosas excepciones, se lleva bastante mal.
      Un beso

  16. chelucana Contestar

    Entre el análisis de Massimo y la valoración reflexiva de Javier creo que me voy a quedar a vivir por este blog una temporada 🙂
    Ahora me arrepiento de no haberme sentado a charlar un rato en la mesa en la que me despedí de vosotr@s.

    • Massimo Pennesi Contestar

      Ya sabes que siempre serás bienvenida, Cheli. Hablar contigo es muy enriquecedor, además de agradable.
      Un fuerte abrazo

  17. NicolasaQM Contestar

    Magnífica la lección de Historia del EABE; y muy llena de enseñanzas útiles. Yo solo lo he seguido (vigilado) en la distancia, desde la preparación de #EABE10 hasta el final de #EABE12, con presencia puntual, aunque visible, en #EABE11. Y creo que es el momento de rescatar lo más positivo: transparencia, trabajo y desinstitucionalización.

    Transparente ha sido la organización, en los dos sentidos posibles: todos hemos podido seguir los encuentros y andanzas del comité organizador durante todo el periodo “inter-EABE”; por eso, también, sabemos que han currado todos de lo lindo, y de forma colaborativa – eso hace todo mucho más llevadero; y luego, llegada la hora de la verdad, y salvo para bienvenidas y asistencia varia, el equipo ha sido casi invisible, y se han mostrado como profesionales, o sea, como los demás. Por último, pero no en importancia, es la primera vez que nadie da la bienvenida como representante de alguna institución. Y creo que eso quiere decir algo sobre el talante y la fuerza del #EABE: la independencia. Quizás por eso podamos decir, siguiendo con vuestra analogía, que el #EABE ya es mayor de edad, y puede seguir madurando y aprendiendo. Yo no tengo duda de que lo hará, de que lo haremos. Y eso me llena de alegría, pero sobre todo, de esperanza.

    Perdona que me haya tomado esta libertad, pero me ha parecido el mejor sitio para dar mi visión.

    Y abrazos, ¡que no se me olviden!

    Maria

    • Massimo Pennesi Contestar

      Desde luego que no te olvidamos, María, al contrario, te echamos de menos en Carmona, y no queremos que se repita en Algeciras, así que, de no ser antes, nos veremos allí dentro de un año.
      Muchas gracias por tus palabras y un abrazo

  18. Gorkafm Contestar

    De cada EABE te llevas algo, yo recuerdo en Casares una pizzería…
    Sergio (Zoccato) que asistió al primer EABE me dijo que no tenía nada que ver, pues eso es crecer y seguir creciendo. La propuesta de los comites locales que proponen me parece interesante aunque quizás sea dificil.
    El EABE es horizontal porque lo es y porque no deja de tener presente cual es el horizonte al que debe caminar.
    Un abrazo Mass, me alegró mucho verte

    • Massimo Pennesi Contestar

      Totalmente de acuerdo con Sergio: EABE no para de crecer. Seguimos creciendo camino a EABE13.
      Un gran placer volver a verte, Gorka.
      Un abrazo

  19. Pepe Lozano Contestar

    El pasado año me sentí identificado con tu análisis de Casares (mi primer eabe) y este año, que además participaba en le organización, vuelvo a encontrarme con tu atinado análisis.
    Me parece interesante el debate que abre José Luis sobre la horizontalidad y los caminos, y creo necesario abordarlo desde la certeza que la horizontalidad y el antidivismo sigan siendo señas de identidad.
    Al igual que tu apuntas, se maneja en el ambiente el tratamiento del liderazgo o de la dirección de los centros educativos. No sabes cuánto me alegra esa disposición si se apellidan (y son) democráticos. me parecen muy necesarios, más que nunca.A ver si podemos evitar esos análisis pseudo comerciales que tanto abundan en el tratamiento de esas cuestiones.
    Bueno, como ves, que tenemos cuestiones y temas para debatir en persona, cuando nos volvamos a ver.
    Un abrazo

    • Massimo Pennesi Contestar

      Totalmente de acuerdo, el rol de la dirección de los centros educativos y la necesidad de que ésta asuma y comparta un auténtico liderazgo pedagógico, por encima de la rutina administrativa, es un debate que hay que abordar sin prejuicios y con cierta urgencia.
      Un abrazo, Pepe.

Deja un comentario

*