EABE11: la adolescencia

EABE11He visto nacer a EABE y lo estoy viendo crecer y, como si de un niño se tratara, así lo voy a describir hoy, el día después de su tercera edición.

El Encuentro Andaluz de Blogs Educativos nació en 2009 en Almería, EABE09, con una celebración oficial por todo lo alto por parte de la Dirección General de Profesorado y Gestión de Recursos Humanos y una organización impecable del CEP Indalo de Almería.

Tras ese bautizo espectacular, la criatura fue literalmente abandonada por la administración, mas no por los y las docentes que la vimos nacer y que nos encargamos personalmente de que no le faltara de nada de lo imprescindible (no le pudimos dar muchos caprichitos, pero casi mejor, que no queremos que se nos vuelva pija, la criatura).

Llegamos así a EABE10, encuentro amparado por el CEP de Guadix en el que unos 70 docentes de toda Andalucía, más algunos y algunas de otras regiones españolas, celebramos la culminación de la infancia pobre pero feliz de EABE, que discurrió entre Almería, Palma del Río, Granada y, naturalmente, Twitter.

EABE no ha parado de crecer: ya es todo un hombrecito (o una mujercita, si algún día encontramos una nueva denominación que nos permita describir mejor qué es ahora EABE sin perder el acrónimo, al que tenemos demasiado cariño).

EABE está en plena adolescencia, una edad que me suscitaba un poco de recelo cuando empecé a trabajar en la ESO, pero que ahora que conozco mejor gracias a mi trabajo diario y a mis fantásticos alumnos y alumnas, simplemente adoro. Una edad difícil, desde luego, llena de contradicciones y conflictos pero también de entusiasmo y vitalidad, de ideales y de ganas de comerse el mundo. Esas dos vertientes (crisis y entusiasmo) son tal vez los elementos que hacen posible ese desarrollo (significado de adolescencia atendiendo a su etimología).

No voy a hacer una crónica del encuentro: estaba presente Juanma Díaz, el cronista inmejorable de estos eventos, así que, ubi maior minor cessat, a su blog os remito para conocer los detalles de lo que ocurrió en Casares durante los dos últimos días, además de a la wiki oficial del encuentro. Sólo unas palabras de felicitación y agradecimiento para el equipo asesor del CEP Marbella-Coín, por el gran esfuerzo organizativo que ha producido un resultado realmente espectacular y un abrazo cariñoso a las estupendas personas que he vuelto a ver o he conocido en el encuentro.

Lo que quiero hacer aquí es un ejercicio de autoevaluación especialmente autocrítico, pues somos adolescentes como grupo pero como individuos somos adultos, y encima docentes, y creo que sí podemos y debemos aprovechar el potencial educativo del error, limitándome al que me pareció el más grave de nuestros errores, típicamente adolescencial (quizás por eso sea inevitable que pasemos por ellos): la autocomplacencia que demostramos cuando nos comparamos con los que no hacen o piensan lo mismo que nosotros (somos la élite, somos los que vamos a cambiar la educación, somos los que lo hacemos bien en un mundo docente que lo hace muy, pero que muy mal, etc.) que en ciertos momentos me ha hecho sentir tan a disgusto como me sentiría en una de esas actuaciones de los predicadores de masa que tanto abundan en Estados Unidos, con tonos tremendistas y con dedos apuntando al resto del profesorado para acusarles de destrozar la vida de alumnos y alumnas.

Personalmente creo que se trata de un grave error porque no es cierto -por lo menos no del todo y menos aún en esos términos-, no es justo y tampoco es útil a nuestra finalidad principal, que es mejorar la educación.

No creo que seamos la élite (ni me gusta que así me definan, aunque sí acepto con gusto la definición de avanzadilla, los pioneros y pioneras, o como queráis definir a quienes exploran el terreno en búsqueda de nuevos caminos que lleven a la meta deseada para abrir paso a los y las que seguirán) ni que los demás lo hagan tan mal (he conocido muchísimas, pero muchísimas experiencias de docentes menos ruidosos y menos 2.0 que nosotros frente a las que no puedo evitar sentir una profunda admiración).

Pero, aunque llegara a ser cierto (insisto para que no haya equívocos, no lo es), ¿cómo queremos cambiar la educación si replicamos las mismas actitudes que criticamos justamente con nuestros compañeros y compañeras que, con toda su buena voluntad y humildad, se nos acercan esperando que les acojamos y les guiemos de la mano, con el cariño y la cercanía que reivindicamos para el alumnado pero negamos a los colegas? Me temo que, aunque individualmente desbordamos empatía, en grupo carecemos de ella: ¿cómo se sentirán el lunes a primera hora, al entrar en su clase, los compañeros y compañeras que se han acercado a EABE esperando mejorar su práctica docente y se han ido viendo que no tenían cabida en un grupo cerrado, en una élite que despotricaba sobre la inmensa mayoría del profesorado? No nos olvidemos que quien llegó allí sin tener blog ni Twitter, conociendo el evento por el CEP o por Séneca, posiblemente tenga más facilidad para identificarse con la inmensa mayoría que con la pequeña élite.

Espero que nadie malinterprete este post: me ha encantado ver que EABE11 está en la edad del pavo (esta afirmación la comprenderían bien mis alumnos y alumnas, que están felices con su pavo que nombran muy a menudo riéndose de él así como yo me río de gusto con ellos de mi peinado o de mi acento e italianismos que imitan con frecuencia), pues eso quiere decir que está creciendo sano y fuerte.

Ya ha terminado EABE11, que no es el final de un camino ni el principio de otro. Es un punto más en un largo recorrido que sigue en la red y que nos llevará, dentro de un año, a EABE12, posiblemente en Carmona.

Acerca del autor

Entradas relacionadas

  1. Pedro Sarmiento Contestar

    Autocrítica
    ¡Auuuuu! ¡Tó crítica!

    Gracias, Massimo

  2. Juan Rafael Contestar

    Al final te atreviste. Yo temo más que por lo que se atrevieron a venir, y que han sido testigos de la fiesta y la horizontalidad (podemos preguntarles si se han sentido excluidos), por los que todavía no han llegado. Tenemos que profundizar en la horizontalidad. Quizás sea injusto, así en general, hablar de autocomplacencia, pero la tentación está ahí, volaba sobre nuestras cabezas. Gracias por la valentía

  3. Gorka Fernández Contestar

    Si en tres años estamos en la adolescencia en otros seis estamos muertos. Comparto que la euforia, la vitalidad y el gusto por el arriesgado deporte de subir esas cuestas te haya llevado a esa asociación, no lo pongo en duda pero creo que aún estamos en periodo de gestación.
    Un placer haber coincidido contigo de nuevo. Seguimos en contacto.

  4. Pingback: Bitacoras.com

  5. Daniel Sánchez Contestar

    Hola, @mappo.
    Pues como quiera que hablas de adolescencia y autocomplacencia decirte que en cierta medida aciertas. No obstante los movimeintos deben pasar por ciertos desfiladeros para llegar a asentarse y consolidarse en tierras más o menos seguras.
    De todas formas la crisis es la mejor de las experincias porque de ellas siempre surge algo nuevo y seguro que bueno.
    Esperemos que los que se acercaron por primera vez presenten su visión para poder mejor mirarnos al espejo.
    Gracias y Salud

  6. Massimo Pennesi Contestar

    @Pedro: gracias a ti por ese ingenioso toque de humor ;))

    @Juan Rafael: no era mi intención de hablar de autocomplacencia en general. Creo que tener una alta autoestima no es malo de por sí, más bien todo lo contrario: es muy bueno, siempre que para eso no recurramos al viejo truco de desprestigiar a los demás. Lo aclaro para todos menos que para ti, que estabas a mi lado y sabes muy bien cómo pienso y que hay mucho mundo fuera de EABE, tan guapo como EABE mismo.

    @Gorka: el placer ha sido mío. Y qué va, no creo que sólo duremos 6 años más. Primero porque el pavo no se nos va a quitar tan rápido ;)) Segundo, porque cuando pasemos la adolescencia y la postadolescencia, vendrá una larga etapa de juventud, luego otra de madurez, luego una segunda juventud, etc.

    @Daniel: gracias a ti por captar tan bien el mensaje y repetirlo con otras palabras.

  7. Antonio González García Contestar

    Massimo, gracias por tu post. Me ha gustado mucho esa diferenciación que haces entre individuos y colectivo y creo que es cierto que algo de edad del pavo hay en el EABE. Yo salté como un adolescente inconsciente el sábado por la noche sin ir más lejos. Me preocupa, como a ti, esa autocomplacencia y que se no seamos un grupo con fronteras impermeables. Yo creo sinceramente que a este carro se puede apuntar gente, que no se solicitan credenciales ni méritos especiales aunque quizás no haya habido ninguna estrategia para integrarlos aún más, para ayudarles, para orientarles,… Esto lo estuvimos hablando ayer en el almuerzo que algunos hicimos en la playa y habrá que darle una vuelta. En los encuentros de Aulablog creo que esto lo bordan, ellos dan voz a los novatos y creo que funciona. De todos modos me cuesta mucho trabajo pensar que se haya negado ayuda a alguien. Estoy radicalmente de acuerdo contigo en que hay muchos muchos profes que calladamente hacen un trabajo genial. Yo quiero aprender de esos profes (y profas of course) y me gustaría convencerles de que su trabajo me sería de gran ayuda.
    Me temo que de élite nada de nada, de avanzadilla (con las TIC) puede, pero yo tengo tanto que aprender todavía, hago tantas cosas mal, hay tantas otras que no sé cómo hacerlas, … que pensar que formo parte de la élite me parece una soberana estupidez.
    Termino. Lo que más me gusta de tu post autocrítico es el cariño que destila, la mirada a futuro que proyecta. No es nada fácil ser crítico sin que se te empozoñe el teclado y tú lo consegues de modo natural. Te adoro Massimo (y no pienso pedir disculpas por hacerlo).

  8. Fran Iglesias Contestar

    Hola Massimo, evidentemente yo no he estado en EABE11 (y no estoy casi nunca en cosas de estas) pero tu reflexión se parece a algunas que yo me hago con respecto a Proyecto Grimm, porque creo que ha sido uno de los puntos en los que hemos fallado. Pero también en las escasas ocasiones en que participo en algo en lo que soy “de fuera” y veo que me cuesta entrar o integrarme (tampoco es que sea yo muy hábil en eso).

    No sé si es autocomplacencia, pero sí veo que es fácil que se creen conscientemente o no, núcleos dentro de las organizaciones: la gente que se ve más entre sí en diferentes espacios, la que conecta mejor, los que se hacen amigos/as…, lo cual me parece muy bien. A lo mejor es algo adolescente, también. HAy un lenguaje propio, unos referentes que no todo el mundo comparte ni entiende (recuerdo una vez que se habló de aspigrimm y alguien pensó en serio que se hablaba de drogas).

    Pero en el contexto de organizaciones, asociaciones, encuentros, etc, puede ser importante prestar atención a estos detalles, una cierta separación entre el aspecto profesional y el relacional (suena demasiado frío, pero espero que se me entienda). En resumen, si quieres abrirte a la participación de gente nueva, tienes que cuidar la imagen que esa gente nueva se forma del evento u organización para que no parezca que “aquí sólo cuentan algunos/as”.

    • Massimo Pennesi Contestar

      @Fran: no me sorprende que hayas hecho un paralelismo con el Proyecto Grimm, pues a mi también me ha venido a la mente durante el EABE (desde luego, la presencia de tanta gente de ese proyecto ayudó -¡qué pasada conocer en persona a Manel tantos años después!- ;). Tenemos que aprender de eso, reflexionar sobre por qué un movimiento tan maravilloso y con todas las características para resultar contagioso no haya conseguido salir de un número tan limitado de aulas tras casi 15 años de trabajo intenso.

      Por otro lado, yo no creo que haya que separar el aspecto profesional del relacional -en lo nuestro, el segundo es el vehículo de las emociones indispensables para que prospere el primero- pero sí el personal del general, para que seamos realmente capaces de realizar una autoevaluación eficaz sin que eso perjudique las relaciones personales. Y sinceramente, viendo las reacciones a este post, creo que estamos muy muy bien encaminados.

  9. Manuel Rubia Contestar

    Hola Massimo!!!
    me gusta el tono y fondo de tu autocrítica, también he tenido la suerte de ver crecer a la criatura en los 3 años, y me encanta la evolución que ha tenido.
    Cada momento EABE es un placer, aunque tan solo hay dos en los que me siento incómodo, cuando aparece el “nosotras/os” y cuando hay tendencias a “las/os mejores”…
    Me gusta la interculturalidad, no me gusta la multiculturalidad ni la asimilación.
    Con aportaciones como la tuya contribuiremos a la mejora de EABE
    Abrazos fuertes!!

  10. Pingback: PaloTIC » Yo no voy a contar el EABE11

  11. José Luis Gamboa Contestar

    Massimo, te dejo un comentario en modo Twitter: un post certero, justo, ponderado. Y como todavía me sobran caracteres, te mando un abrazo.

  12. Pingback: EABE-11 |

  13. Massimo Pennesi Contestar

    @Antonio: al igual que tú, no creo en absoluto que hayamos dado la idea de grupo impermeable a nivel humano, más bien todo lo contrario: hubo cercanía y cariño hacia todo el mundo, tanto si se trataba de un reencuentro, una desvirtualización o el comienzo de una nueva amistad.

    Tampoco creo que se le haya negado ayuda a nadie. Sólo creo que ciertos tonos pudieron espantar (y por el feedback que he recibido personalmente, sé que espantaron a más de uno, y de dos y de tres…). Pero insisto: eso fue totalmente involuntario a nivel individual, y si algo falló en este sentido fue la dinámica de grupo (recuerdo que yo fui y soy parte del grupo, así que esta es autocrítica).

    Me parece imprescindible tu idea de concretar medidas de acogida para quienes se acerquen a EABE12 sin tener ese pavo enorme que tenemos todos (anda que yo, lanzarme a bailar unas sevillanas tras años sin hacerlo y estando aún en tratamiento por una lumbalgia… pero no me iba a perder yo la oportunidad de bailar unas sevillanas con la cordobesa más salerosa de toda Sevilla).

    Efectivamente, tenemos que darles voz a los “novatos” con las TIC (que, a la vez, son expertos en educación, no lo olvidemos nunca) y ambos sabemos que eso no es sólo ofrecerles la oportunidad de coger el micro y hablar, sino intentar por todos los medios crear una dinámica de trabajo y de complicidad que les haga sentir que son igualmente importantes como profesionales que los y las que tenemos dos nombres, uno en el carnet y otro en el Twitter.

    Termino: ese “te adoro” me ha llegado al alma, porque es recíproco y creo que lo sabes.

  14. Merche Contestar

    Me ha gustado tu exposición del encuentro, muy valiente, jejeje. Se necesitaba en el panoraba educativo un evento “no demasiado formal”, en el que se sienten las bases e ideas de futuros proyectos, porque aún queda mucho por hacer en el plano educacional. En mi opinión, a #EABE, le falta abrirse a un público que no sea propiamente docente. Al fin y al cabo, somos muchos los que luchamos por la EDUCACIÓN fuera de las aulas.

  15. Massimo Pennesi Contestar

    @Manuel: muchas gracias por el comentario, al que no puedo añadir nada más, lo has dicho todo y bastante mejor que yo. Me ha encantado volver a verte.

    @José Luis: muchas gracias. De EABE12 no te escapas, que te echamos mucho de menos.

    @Merche: EABE ya está abierto a otros sectores de la comunidad educativa, aunque sí es cierto que estos sectores todavía no están representados tan numerosamente como nos gustaría. Así que ya sabes: ya ha empezado EABE12 y estoy segurísimo de poder decir en nombre de todos y todas que queremos que seas parte de él.

  16. Fernando García Contestar

    Gracias, Massimo, muy buena y certera reflexión autocrítica. A pensar.

  17. Miguel rosa Contestar

    Gracias Máximo por la crítica, que de eso se trata. En mi opinión con tus palabras pones luces y señales en este camino que estamos recorriendo. Nos dices que nos miremos a nosotros mismos y que seamos humildes ante los que están más allá de la élite. Ciertamente hay que “institucionalizar” este espiritu abierto, colaborativo, ameno… que es el que yo he vivido en este mi primer EABE … Es el sello del grupo que convive unos dias y se reconoce, personas que intercambian sentimientos y experiencias, comparten los espacios y no colocan barreras a aquellos que se acercan. Estos principios han de ser inamovibles…después solo nos queda seguir soñado que otra educación es posible. Un abrazo muy fuerte y encantado de haberte desvirtualizado.

  18. Inés Contestar

    Como recién llegada a la docencia y al mundillo de las TIC, quiero agradecerte sinceramente las ideas que expresas en esta entrada. He visionado por streaming varios momentos del EABE11 y en ocasiones me he sentido incómoda, básicamente por algunos comentarios que dejaban ver claramente que el grupo allí reunido es la élite de la educación, frente a la mayoría de, parece ser, mediocres docentes. Como bien dices, abrir caminos simplemente significa ser pionero (que no es poco) pero no creo que te convierta en el mejor. La docencia es una labor tan compleja que intervienen en ella muchos factores y sé que hay muchos docentes excepcionales que, por los motivos que sean, no han dado el paso hacia el uso de las TIC y desprestigiarlos me parece un grave error.
    Me gustaron muchas cosas de las que vi pero en todo momento me preguntaba si, de haber asistido, me hubiese encontrado a gusto o por el contrario, me hubiese sentido tremendamente pequeña y algo aislada.
    Este verano acudiré a Novadors y a Aulablog y sinceramente, aunque voy a los dos eventos con toda la ilusión dle mundo, me asusta un poco enfrentarme a determinadas concepciones. Yo no he iniciado este camino para entrar en un club de élite, sino para que este proyecto de docente que ahora soy, aprenda a mejorar cada día en el trabajo con sus alumnos.
    Si deseamos que se produzca un cambio notable en la educación, creer que nuestra opción es la única válida, no me parece el mejor camino. Y sobre todo, si lo que se quiere transmitir es que el uso de las TIC es beneficioso en todos los sentidos para nuestro alumnado, creo que establecer una especie de hermandad de docentes que se consideran a sí mismos superiores al resto, no ayuda a que la idea se extienda a novatos que se asoman tímidamente a este complejo universo.
    Un saludo

  19. Ana concejero Contestar

    Me ha encantado tu relfexión sincera y respetuosa al mismo tiempo.
    Ha sido mi primer EABE y me ha gustado mucho la idea de la horizontalidad, donde todos participan y las conclusiones llegan de la base.
    No me gustó esa complacencia de la que hablas y que bien defines.
    Y … eché en falta, el intercambio de más experiencias, de saber qué se está haciendo, cómo y por qué.
    Por lo demás, fue un estupendo y magnífico “finde” ¿A que sí, Massimo?

  20. José María Contestar

    Gracias por la entrada, Massimo. Es necesaria la autocrítica con la intención de mejorar, y eso es lo que percibo en tus palabras. Además de una mirada afectuosa sobre el EABE, del que tú tu sientes parte. También creo imprescindible subrayar la diferencia entre el plano individual y el colectivo como ya se ha dicho. Así que individualmente podríamos animar a compañeros cercanos a participar en el EABE por primera vez y presentarlos, para que tengan la oportunidad de comprobar que esta es una casa grande. Este podría ser otro compromiso, siguiendo la propuesta de @olmillos.
    Como siempre que nos encontramos, ha sido un placer.

  21. Pedro Sarmiento Contestar

    Abundancia participativa en este blog y abundancia participativa en lo que he visto en mi primer EABE, en el que me he sentido como pez en el agua, quitando que cualquier tímido no sabe con quién hablar, ni de qué, la primera vez que llega a una reunión. Eso no sólo no es raro, sino que es así.

    Creo que una/un docente que ignore las TIC va a encontrar serios problemas, pero no en su trabajo, sino en Hacienda, en el Ayuntamiento, en el catastro, en la compañía de la luz, en la notaría, en el registro civil, en la seguridad social y en todo lo que se mueve a su alrededor. No comprará entradas para el cine, no consultará su cuenta de banco y no encontrará el mega chollo de EasyJet. Rechazar estas cosas, el móvil, el contestador, la impresora o el mando a distancia es una opción respetable, pero el que lo haga y a la vez se dedique a la enseñanza debería llevar un cartel de “TICtariano” o algo así, para que sus alumn@s supieran a qué atenerse. Si el sentimiento de inferioridad/superioridad estuviera relacionado con eso, yo voto por las TIC como espacio ciudadano habitual y por los anti TIC como secta cada vez más respetable y cada vez más secta. ;))

  22. Rocío Contestar

    Me ha encantado tu reflexión, Massimo. Yo estuve allí en el EABE por primera vez, iba con mucha ilusión, porque me habían dicho que iban a asistir lo mejor de lo mejor. Pensaba que iba a recabar un montón de ideas frescas y nuevas para introducir en mi aula y así mismo, luego colgarlas en el blog. Todo lo contrario, me encontré con un montón de docentes que parecían estar en una “Party” de “manzanas”, twitteando todo el rato, en vez de escuchar a los compañeros, exponiendo tesis doctorales y tantos por cientos que no son nada aplicables en aula y alguna que otra utopía de un nuevo mundo docente, sugiriendo proposiciones. Cada día que vamos a clase, nos proponemos enseñar algo nuevo y de la manera más motivadora posible. ¡Les faltó la tienda de campaña y hacer un 15-M allí mismo! Si, esto es el EABE, prefiero no volver más, en el Kiosko de las Chuches 2.0 aprendo más.
    Un saludo

  23. Felipe Moreno Herrerías Contestar

    Hola Massimo. Como sabes yo también soy de los novatos del EABE y me alegra que los veteranos hagan autocrítica, espero que lo que dices sea recogido por el EABE para mejorar estos encuentros. Yo acudí al encuentro para aprender algo sobre blogs con el fin de mejorar el mío que es muy rudimentario y la verdad es que no he aprendido nada sobre blogs pero, como no hay mal que por bien no venga, me he dado cuenta que hay mucha gente colgada (no lo digo en sentido peyorativo) con las TICs, que las TICs son una herramienta muy poderosa para mejorar la didáctica de la enseñanza y la participación del alumnado en su proceso de enseñanza-aprendizaje (esto ya lo sabía pero este encuentro me lo ha hecho mucho más patente) y que esa gente colgada y maravillosa nos pueden enseñar a los novatos como yo. Espero volver a encontrármelos en el EABE12 para que me enseñen o al menos pongan a mi alcance contenidos para aprender, siempre y cuando sea esta la finalidad de estos encuentros y no otra. Para finalizar repito lo que dije el último día al coger el micrófono: debemos poner las TICs al servicio de la enseñanza y no la enseñanza al servicio de las TICs. Y de acuerdo que hay que cambiar la enseñanza pero, por favor, conservemos lo bueno que hay en ella. Un saludo a tod@s.

  24. diegogg Contestar

    Buenas Massimo. Coincido con tu planteamiento.
    Después de leer a Rocío y Felipe queda claro que si queremos expandir el sentimiento #eabe tenemos que plantear seriamente la acogida a las personas que acuden por primera vez al encuentro. Algo de error también hay en su nombre, que quedó como marca pero que ya nada tiene que ver ni con temáticas ni con contenidos del mismo. A eabe no se va a aprender de blog ni a hablar solo de los mismos, ya no. Y esto hay que explicarlo. También se tendrá que explicar que es un encuentro, un encuentro en donde la mayoría de las personas hablan, charlan, comparten, tuitean durante el resto del año y lo que quieren es eso, encontrarse. Con un abrazo, con una mirada, con un gesto, ya mereció la pena esa edición de #eabe y se espera a la próxima con muchas ganas.

    En fin, no me extiendo más. Gracias por tu reflexión.

    PD: Felipe, lo bueno de este sistema estará bastante oculto. No lo veo. Porque el sistema es bueno, ¿estábamos nosotros allí? Pues no. Precisamente por lo pésimo que ha sido y es el sistema actual, que es el mismo desde hace bastante tiempo, es por lo que tan poquitos/as estábamos allí en #eabe. Un sistema que por norma desprecia al alumnado (que ya sé que estoy generalizando que sí) no puede ser bueno nunca. Y el sistema que tenemos desde hace…. desprecia profundamente al alumnado.

  25. Pedro Sarmiento Contestar

    Parece que EABE también es esto: un debate libre de presiones, un debate con público que no sueles encontrar, un debate en el que dices cosas importantes para ti y para otras personas, un debate que sientes necesario, un debate que te ayuda a definirte ante ti misma/mismo y que te ayuda a definirte ante los demás, un debate respetuoso, sin jefes, un debate en el que entras/sales cuando te da la gana, de forma personal o anónima.

    Otra vez gracias, Massimo, por abrirlo. Otra vez, gracias EABE por existir.

  26. Pingback: #EABE11 Encuentro Atípico de Blogs Educativos « Complementándonos

  27. Mar Contestar

    Gracias por esta reflexión y por todas las participaciones que ha tenido.
    Muestras en tu texto el gran cariño no solo por el encuentro sino de las personas que lo forman. Al mismo tiempo expresas una opinión que lejos de atentar contra la esencia EABE, alienta a mejorar y a ser críticos con el grupo y con nosotros mismos.
    Simplemente Massimo

  28. María José Contestar

    Hola Massimo:
    Leer tu entrada y los comentarios al respecto me hace sospechar que este #EABE11 no ha tenido el éxito de los dos anteriores.
    Como supongo que sabes, este año no he asistido al encuentro. ¿Por qué? Símplemente porque me he quedado al margen. Me he quedado o me han dejado, he ahí el dilema.
    Aunque tengo una cuenta en twitter (@majocobe) no soy usuaria habitual. Al parecer @EABE11 se ha limitado solo a twitter. Algo que me parece un error. De hecho, como acabo de decir, yo no me he enterado de nada de nada. En las dos ediciones anteriores estuve presente. En 2010 estuve en todos los encuentros previos, como sabes.
    Estoy totalmente de acuerdo con muchas de las opiniones que tanto tú como los comentaristas de tu post habeis hecho. Así que, huelga repetir lo mismo.
    Sí deseo decir lo siguiente:
    Las herramientas digitales, son solo eso “Herramientas”. Unas herramientas utilísimas y necesarias. La administración exige una competencia en el uso y manejo de las TIC, por lo tanto se convierten en obligatorias. Cosa que me parece genial.
    Lo bueno es, que esas herramientas sean manejedas por nuestros alumnos con finalidades educativas. Ése es el principal objetivo.

    Creo que #EABE debe ser un encuentro donde compartir y donde aprender.

    Este curso yo he iniciado un proyecto para trabajar sin libros de texto en la asignatura de inglés desde Infantil de 3 años a 6º de Primaria en el CPR donde trabajo. Sin las TIC, me hubiera sido imposible llevarlo a cabo. Por cierto, he sido felicitada por la Inspección.
    Mi resultado es ser que ya no soy la maestra que enseña; es mi alumnado el que aprende. Esa idea me encanta.

    Me gustaría poder asistir a #EABE12 y, como en las dos primeras, enriquecerme de ideas y entusiasmo para iniciar nuevas formas de llevar a cabo mi labor docente. Lo haré gustosa si se me invita a ello.

    Un saludo

  29. Mayti Zea Contestar

    Yo sí me he sentido excluída: no con el sentido de rechazada pero sí con el de que no se me ha facilitado sentirme ‘parte de’. Claro, que esto me ha hecho posible adoptar un papel de espectadora que me ha permitido observar a la gente y la dinámica del encuentro y, sinceramente, he llegado a la conclusión de que si para el EABE12 las cosas siguen o desarrollan igual, poca gente nueva se irá subiendo al carro.
    También bastante decepcionada (pero esto tal vez se deba a que llevaba demasiadas expectativas y eso nunca es bueno) porque, y siento mucho decirlo, pocas cosas prácticas me he traído para aplicar a mi labor docente diaria.
    Comparto contigo Massimo la comparación que haces del EABE con la adolescencia, porque si algo hay que cambiar es ese sentido tan gregario y, en parte, sectario (y que conste que puedo entender el tema de los afectos, la complicidad, el roce… entre los que se conocen del primer EABE) que he percibido, precisamente, en los que por veteranos deben acoger a los nuevos para que se sientan participes. A lo mejor, será conveniente desarrollar un ‘Plan de acogida’ como hacemos con los alumnos nuevos. 😉
    Participé en el espacio 4 y hay algo que me incomodó realmente: no llegué a entender la petera del coordinador a que verbalizaramos un compromiso personal para mejorar la educación. Yo llevo 35 años con una obligación contraída al respecto; a estas alturas de mi vida laboral me sobran los cantos de sirena (y de estos también hubo algunos otros).
    Me encantó encontrarme contigo y con otros amigos/colegas, el pueblo, las sedes, las cuestas, el mirador, la cena, los bombones de Fernando, el beso que me reclamó Onio, que José Carlos y Juan Rafael escucharan mi propuesta y les gustara, hablar y intercambiar conocimiento con la profe del blog ‘Enredando en el instituto’, el lipdub de Piluca, el trabajo de ‘Callejeros’, que Pedro Sarmiento se nos acercara y entablara conversación, la organización (felicidades a la gente del CEP)…

  30. Massimo Pennesi Contestar

    @Fernando: Gracias a ti por tu visita y comentario

    @Miguel Rosa: me ha encantado conocerte y he echado de menos charlar más contigo (me encantó la charla tuitera que tuvimos cuando estabas en Marruecos). A ver si nos vemos en alguna de las etapas del camino hacia EABE12.

    @Inés: tal como dije en un comentario en otro blog, estoy más que convencido de que ninguno/a de los/as asistentes a EABE se considera miembro de una élite. Lo que he intentado decir en el post es que en grupo podemos llegar a experimentar esta sensación (más por la admiración que sentimos hacia los/as demás participantes que pensando en nosotros/as mismos/as) y llegar a dar esta impresión a los/as que se nos acercan por primera vez (cosa que de hecho ha ocurrido).
    Pero te aseguro que esta impresión en el fondo no se corresponde con la realidad, que contiene realmente mucho aprecio y cariño hacia toda persona que se acerca. Espero que en EABE12 este aprecio y cariño, además de real sea también evidente.

    @Ana: muchas gracias por tus palabras y por compartir con nosotros este fin de semana. Totalmente de acuerdo contigo: fue estupendo y magnífico… sólo faltaba algo: el rajao de José Luís 😉

    @José María: no sólo me siento parte del EABE, es que le tengo un cariño del alma, al encuentro y a todos/as y cada uno/a de las personas que lo conforman. Y me encanta que te hayas unido.

    @Pedro: sinceramente, no conozco docentes que tengan tantas adversión a las TIC como para no utilizarlas en su vida privada. Otra cosa es saber sacarle provecho en el aula, pero hay muchas razones que hacen que vayan más despacio que otros/as. Personalmente: no tengo hijos y mi mujer es muy muy comprensiva y me apoya en todo y eso quiere decir que puedo echar en mi trabajo más del doble de las 40 horas que me pagan y gran parte de mis vacaciones. No lo digo para pedir una medalla: la satisfacción que me produce es más que suficiente.
    Las TIC en el aula no son blanco o negro, o las usas o no las usas: hay mucha gente que hace muchos esfuerzos para hacer un pasito, y eso hay que apreciarlo y halagarlo, no despreciarlo. Eso no quita que haya vagos/as, pero por mi experiencia son una minoría.

    @Rocío: entiendo perfectamente tu estado de ánimo pero te pido que no te desanimes, pues estoy seguro de que, tras el desconcierto inicial por parte de quienes habéis asistido por primera vez y de la autocrítica y puesta en marcha de medidas para mejorar lo mejorable por parte de los veteranos/as de este encuentro, le encontrarás el gusto y la utilidad. En muchos foros (blogs, Twitter, wiki) estamos estudiando la manera de atender mejor a quien llega. Por tu parte espero que te animes a darnos una segunda oportunidad para que podamos compartir nuestras experiencias y aprender los unos de los otros.

    @Felipe: me gustó tu intervención, de la que creo haber captado la intención. En mi centro la implantación de las TIC va muy muy lentamente, pero la grandísima mayoría del profesorado tiene una relación muy cercana y cariñosa con el alumnado. No hay día en que no vea alguna escena que lo demuestre: los abrazos de niños y niñas a los/as profes están a la orden del día (el otro día, que entré en un curso estando de guardia, seis o siete niñas casi me tiran al suelo como si acabara de marcar un gol). Quizás no se utilicen metodologías tan innovadoras, pero desde luego hay mucho, pero mucho que está muy bien: no en el sistema, sino en la gente. Esa misma gente que aunque, por la razón que sea, va un poco despacio con las TIC, tiene mucho que enseñarnos a los que allí estábamos.

    @diegogg: perfectamente de acuerdo sobre lo del nombre. Me encanta lo que acabo de leer en el blog de Gorka y creo que deberíamos tenerlo seriamente en cuenta: Encuentro Atípico de Blogs Educativos.
    Gracias por tu comentario y por trabajar para llevar EABE11 fuera de las paredes del sitio tan bonito que lo hospedó.

  31. diegogg Contestar

    Pero en el tema de cambiar el nombre, y esa A en particular, tengo la misma opinión que Lola. La A de andaluz se queda 😉 No es tanto cambiar el nombre como contar lo que en realidad es. Juan Rafael creo que planteaba la necesidad ya el año pasado de dejar el nombre como marca propia del encuentro y me parece bien.

  32. Massimo Pennesi Contestar

    @Mar: gracias a ti por el comentario.

    @María José: en absoluto diría yo que EABE11 haya tenido menos éxito que los dos anteriores, más bien lo contrario. Tal como digo en la entrada, mi impresión es que está creciendo fuerte y sano, y que se consiga debatir muy constructivamente sobre un aspecto que podría ser fácilmente malentendido, es la prueba de ello.
    Si me permites un muy cariñoso tironcito de orejas, yo creo que nadie te ha dejado al margen, sino que tú misma has renunciado a participar. Ha habido varios encuentros previos, a los que han asistidos varias personas de Almería, un grupo en Facebook, una wiki, una convocatoria en Séneca… vamos que no es cierto que el camino hacia EABE11 se ha limitado sólo a Twitter.
    EABE12 ya ha empezado: hay una nueva wiki que servirá para que ese camino hacia el encuentro presencial sea lo más provechoso posible. Para editar necesitas la autorización de los/as administradores/as (no sé quienes son exactamente, pero da igual, te autorizarán rápidamente). Aparte de ese detalle que sólo sirve para evitar spam y vandalismo, nadie necesita que le inviten a EABE, y menos tú, que ya eres parte de ello.

    @Mayti: la respuesta tan positiva que ha recibido esta entrada autocrítica me anima a confiar en que hemos tomado buena nota de este problema y que conseguiremos ponerle remedio durante el camino a EABE12. Ya están surgiendo en la wiki y en Twitter unas propuestas para que quienes se acerquen a EABE por primera vez se sientan tan a gusto y tan apreciados/as como los/as veteranos/as. Sólo así conseguiremos expandir el grupo y hacer que entre en nuestros centros de trabajo, objetivo sin duda compartido por la totalidad de los participantes.
    Personalmente tampoco me ha gustado esa dinámica de grupo al estilo de “alcohólicos anónimos”, que me pareció muy desacertada en ese contexto de gente muy comprometida con su trabajo (aunque a estas alturas no debería ser necesario aclararlo, subrayo que me refiero a todos y todas, y no sólo a los veteranos/as). Un beso (al igual que Onio, yo también quiero uno) 😉

    @Diego: creo (aunque no estoy seguro) que Juan Rafa se refería al acrónimo. Hasta aquí estoy perfectamente de acuerdo y así lo pongo en el texto de la entrada: EABE es nuestra marca. Aun así, personalmente no tendría inconveniente en cambiar cualquiera de las 4 palabras por otras con la misma inicial si con ello conseguimos “contar lo que en realidad es” a quienes no lo sepan sin obligarles a leer un largo documento para poder enterarse. De todas formas, tampoco creo que este tema sea prioritario: sólo lo comenté porque la variación de Gorka me pareció ingeniosa.

  33. Mª Ángeles Contestar

    Gracias Massimo.
    Tras el encuentro sentía la desagradable sensación de haber perdido el tiempo escuchando a un grupo de maestros describirse como “especiales”. Desde mi experiencia, tengo la sensación de que no hay actitud más peligrosa en esta profesión que creer que se está en el “único” camino correcto. Las dudas continuas, la incesante búsqueda, el inconformismo con nuestros resultados son los caminos que, tras muchos errores, nos conducen a pequeños y, por tanto, valiosísimos éxitos.
    Salí del encuentro con una sola idea clara: yo no quiero pertenecer a un grupo así. Tu post me ha devuelto la esperanza.

  34. Juan Rafael Contestar

    Por alusiones y perdón por la autocita: «La marca EABE está consolidada, y debe conservarse tal cual, aunque la realidad a la que se refiera varíe. Reivindico la A de Andaluz como una redefinición del concepto: son, en nuesta idea abierta de patria, andaluces los que participan en algo que se hace en Andalucía; si la única patria es el mundo, nuestra patria andaluza son unos recuerdos compartidos y una manera de hacer las cosas. También hemos redefinido Blogueros: son blogueros los que usan herramientas para expresar una voz propia.» (http://blog.ofset.org/jrfernandez/post/2010/05/11/Un-buen-EABE).

    Creo que las cosas que echaba de menos entonces las sigo echando: la planificación del crecimiento que tiene que ver el abandono en un entorno extraño que han sufrido los recién incorporados, y la claridad de que aquí se venía a enseñar proyectos terminados durante el año y a encontrar gente para empezar nuevos. Por lo demás, EABE es una fiesta, demasiado misa para mi gusto, pero como dices, con buena salud y con capacidad de autocrítica.

  35. Massimo Pennesi Contestar

    @Mª Ángeles: siento mucho que hayas vivido de esa manera algo que hubiera podido ser una experiencia muy gratificante. Muchas gracias por contárnoslo, por darnos la posibilidad de reflexionar y mejorar y, sobre todo, por dejar abierta la posibilidad de seguir en EABE.

    @Rafa: te pido perdón por mi confusión y te agradezco la aclaración, además de todo lo que le sigue.

  36. Juan Rafael Contestar

    Se me ha olvidado subrayar una cosa: ahora, aquí, es cuando estáis participando en el EABE. El año que viene vendréis a darnos abrazos, que es para lo que sirven las sesiones presenciales.

  37. ©Lola Urbano Contestar

    No sé por dónde empezar… intentaré resumen… (risas)

    Me siento muy ofendida, juzgada y condenada sin haber sido escuchada, al mismo tiempo que intento comprender a quienes se sintieran fuera de juego. ¿Yo élite? Amos anda, ¡si salí a hacer un resumen de mi mesa y me quedé en blanco!. Yo salgo a esas cosas para superar un problema personal que tengo con mi nulidad para expresarme adecuadamente en público. Si eso es ser élite, que venga dios y lo vea. Como madre sí que ofendo a diestro y siniestro a quienes no respetan al alumnado, como dice Diego, porque sí, porque lo que se perdieron mis hijos me duele mucho. No se habla de profesorado elitista o perfecto, sino luchador, que no se hace la espalda una alcayata de no moverse del sillón y el libro, ¿alguien quiere eso para sus hijos? Pues ya está.

    Me acuerdo de mis lágrimas leyendo la lista Grimm en el año 2000. Yo no sabía hacer la o con un canuto, ni sabía lo que era el paquete de Office, jajaja, y escribía correos de quince páginas, me reñían continuamente y como nadie me veía, lloraba en silencio, a veces de rabia… Otros, los más, me animaban a seguir, me ayudaban, me enseñaban a escribir, a comprimir vídeo, a cosas complicadísimas que hoy ya no necesitamos, la 2.0 lo facilita todo y hay gente que ni así… pero todo eso pudieron hacerlo, pudieron ayudarme, porque yo aguanté, me quedé a pesar de mi sentimiento de inferioridad, me quedé porque sentía que alguna vez yo podría hacer aquellas cosas o alguna menos buenas, pero válidas también. Pasé vergüenza a chorros, agobio mil y de repente un día hice un trabajillo tonto y me aplaudieron y empecé a sentirme mejor, a perder el miedo… son importantes los aplausos de los colegas (sin pasarse) incluso cuando sabes que no es pa tanto (que lo sabes, jeje) y así hasta hoy, que sigo sin saber nada de TIC y mucho de escuela, que es lo que más he aprendido desde que estoy en Internet (foros, listas, blogs, tuíter…) Para entrar en cualquiera de estos sitios nunca me han pedido la invitación. Y esa fue mi autoformación TIC, y sigo.

    Yo puse en la wiki la página de acogida, que no sé si ha sido buena idea, ya lo veremos, otra cosa que aprendí de mi arriesgada apuesta por las TIC y los saraos, que me encantan, me da igual lo que opine el mundo, es que hay que jugársela y emprender para aprender, equivocarse, asomarse, interrumpir, meterse en el corro del baile y pedir ayuda sin complejos. Mi hermana pequeña es maestra y tenemos un problema: quiere que me siente con ella un par de tardes y le enseñe lo que yo llevo diez mil horas trabajando. No es posible. No soy mejor maestra que ella ni que nadie, pero aquí hablamos de TIC y cambio metodológico y en eso los que estamos y los que no quieren venir, somos diferentes a la mayoría. ¿Eso es ser élite? No, eso es ser arriesgados, algo locos, qué más da cómo se llame???? quieres venir? ¡¡¡BIENVENIDO, BIENVENIDA!!!

    Pero yo he aguantado muchas ofensas en mis claustros reales por usar las TIC hace diez años, y ocho, y tres, y sólo ahora que la realidad se impone, quienes me llamaban loca me piden ayuda y yo se la doy, pero no me toquen las narices con el victimismo, somos adultos, profesionales, buena gente, estamos aprendiendo no sólo a hacer blogs, sino a gestionar emociones derivadas de todos estos cambios (cada quien las suyas, de más o de menos, y ambas erróneas, porque el equilibrio sólo lo tienen los muertos).

    No somos una pandilla de adolescentes que votan si alguien entra o no en la pandilla, sólo el #EABE es adolescente, no nosotros, y está creciendo, mete la pata, le salen granos y le da apuro, pero sigue aprendiendo. Necesita gente que le ayude a elegir lo mejor, a enseñar su lado bueno, a ser atractivo para los demás, pero eso no se consigue machacando, sino dando alternativas. Porque la crítica pretendidamente constructiva y pretendidamente de intercambio de ideas puede ir muy cargada de mala baba si no se dan alternativas. Por ejemplo: Creo que la veteranía me ignoró, me sentí mal, ¿podríais ayudarme a que no me pase? O también: La burbuja se está poniendo enorme, ¿os parece bien que paremos un poco a reflexionar? Y etcétera.

    De acuerdo en todo el post y creo que sumado a los comentarios de Juan Rafael, está el trabajo casi hecho para el #EABE12.

    Pido perdón al respetable por mis aires de diva, es mi obligación, soy gurusa y me debo al cargo. No obstante, me pondré ahora mismo a ver vídeos de los borbones, que son muy campechanos, a ver si se me pega algo ;)) (espero no tener que aclarar que es una broma)

    Y cuando tenga alternativas a todo lo que vi que no me gustó, y que fue bastante, lo escribiré en la wiki, que es donde se recogen los títulos de eliteman and elitewoman ;P
    Autonomía, responsabilidad, iniciativa, ganas, valentía y un poquito de locura y estamos dentro en compañía.

    El #EABE es de todos y todas, pero para eso hay que querer, ¿tu quieres? Pues a ello, que aún somos pocos, pero no cobardes.

  38. Mar Contestar

    Joé Lola y luego dices que te llaman gurusa por gusto. Anda que nos deja a tos callaitos, jjejeje. Besazo y todos a la WIKI a colaborar.
    Sin embargo me permito una licencia y hacer nuestro tu texto.
    Por favor, donde pongan EABE, pongan también ANDATIC, jejjejejej y esto es broma y publicidad subliminal con el máximo cariño ya que este blog y algunos de los que hablamos aquí somos socios y socias al mismo tiempo.

  39. José Luis Castillo Contestar

    Comparto todo lo que indicas. Sin ninguna reserva.

    Pero tengo un pero. No con lo que indicas, no. Sino con algo que no he visto. Y es que creo que no es lo mismo EABE que el Punto de Encuentro de EABE. Son dos cosas distintas. Yo, nada (o muy poco) de lo que indicas respecto a la adolescencia de grupo lo he detectado en la red o a lo largo del año. En el Punto de Encuentro sí (empezando por mí mismo). Pero me cuesta trabajo analizar todo EABE por lo sucedido en el Punto de Encuentro, esta vez en Casares. ¿Tú crees que durante el año, en las redes, estamos afectados de esos problemas?

    Yo, me inclino a interpretarlas, más bien, como cosas de la dificultad de los primeros momentos, de la ruptura de hielos, de los inicios del acercamiento, del ajuste mutuo… Eso sí, si se repitieran en las red me preocuparía mucho…

  40. Felipe Moreno Herrerías Contestar

    Lola, me ha emocionado tu comentario y para ser justos, tus intervenciones espontáneas y frescas en el EABE11 fueron las que más me gustaron, me arrancaste un aplauso cuando hiciste referencia a los muchos mac, ipad y iphone que circulaban por el EABE11, pero había un bebé durmiendo y no pudo ser muy largo.
    Me alegra comprobar que uno a uno, todos los veteranos del EABE11, os vais quitando la etiqueta de élite, pero cuando se está en una posición relevante (como por ejemplo la tuya) es preciso aceptar las críticas vengan de donde vengan, con propuestas o sin ellas y contestarlas serenamente como estáis haciendo en distintos blogs y foros. Yo también pienso que todos estos comentarios son el comienzo del EABE12. Todos los que estábamos allí éramos adultos, bueno todos no, estaba el bebé y la chica (adolescente) que acababa de enterarse, por internet, que había aprobado todo 2º de bachillerato y que, cuando le dieron el micrófono, dijo que le extrañaba ver allí reunido a tanto profesor para aprender, que los que había tenido hasta ahora creían que lo sabían todo, fue muy emocionante escucharla decir eso,….me despisto….iba diciendo que sí, que todos adultos, pero el EABE adolescente; tiene razón Massimo, y tú también lo reconoces, y supongo que todo esto os/nos (no sé si hablar del EABE en primera o en segunda persona del plural) ayudará a crecer. Me entristece que Diegogg diga que este sistema “desprecia profundamente al alumnado”, yo no lo creo (diegogg: cuando quieras hablamos del tema detrás de dos cañas y otra cosa: te he nombrado, perdón por si te molesta, en el blog de Gorka Fernandéz, por si quieres verlo y contestar).
    En resumen que espero estar en el EABE12 y ayudar a que siga creciendo.
    Saludos.

  41. diegogg Contestar

    Buenas Felipe. ¿Cómo me va a molestar xDD!!!? Comparto la respuesta que te dio Jose Luis, en la que se podía ver bastate carga emotiva también (la de padre sufridor de ciertos aspectos del sistema actual). A mí también me entristece (faltaría más 😉 ), pero creo que partimos de experiencias y vivencias diferentes. Hablas según te ha ido y hablo según lo he vivido. Resumiendo…. no soporto que el trato que recibe el alumnado dependa del profesorado que le caiga en suerte (ya te digo, mis vivencias). Partiendo de eso podemos hablar sobre el modelo caduco de clase tradicional que sigue desesperando al futuro de nuestro país y sobre muchos más aspectos.
    Me gustaría en un futuro no muy lejano poder cambiar esa expresión y para eso trabajo día a día.
    Gracias por tu aportación en #eabe11 y en camino a #eabe12.
    😉

Deja un comentario

*