Piazzolla y el bandoneón

Astor PiazzollaDesde que llegó a Argentina, a comienzos del siglo pasado, el bandoneón ha quedado ligado indisolublemente al tango, tanto que, nada más oír la sonoridad tan peculiar de ese instrumento,  nuestra imaginación  viaja  rápidamente  al país del Río de la Plata.

Difícilmente el inventor del bandoneón, que lo creó a mediados del siglo XIX para sustituir al órgano en la ejecución de la música religiosa en los lugares en que no hubiera este instrumento, llegaría a imaginar que pronto su obra cruzaría el océano para acompañar con su voz triste y melancólica una de las danzas más sensuales que existen.

Astor Piazzolla, tal vez el más famoso bandoneonista que haya existido nunca y del que conmemoramos hoy el aniversario del nacimiento, acontecido en 1921 en la ciudad de Mar del Plata, explica en el siguiente vídeo algo de la curiosa historia y del particular funcionamiento de su instrumento.

Las obras de Piazzolla conforman un catálogo muy extenso que ha suscitado el interés de un gran número de músicos, no sólo de tango sino también de otros géneros como el jazz o la música clásica. Un ejemplo: el violochelista Yo-Yo Ma interpretando  Libertango junto al bandoneonista Néstor Marconi.

Para recordar a este gran músico y darlo a conocer a mis alumnos y alumnas he arreglado esta misma obra para la flauta dulce.

Entradas relacionadas

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. marielina Contestar

    Buenas, me gustó mucho lo que escribes del bandoneón y de Piazzola, rompió con muchas estructuras su música y su forma de tocarlo, recuerdo aún no se cuantas horas de cola bajo la llovizna para conseguir una entrada a su concierto en el Teatro Colón cuando volvía del exilio allá cuando comenzaban los años 8O…
    También me encanta un gran bandoneonista de allí que es Dino Saluzzi, y es otro aire, otra forma de decir con el bandoneón, si no lo has escuchado aún te lo sugiero, saluditos desde Tenerife
    Marielina

  3. Massimo Pennesi Contestar

    Muchas gracias por el comentario y la sugerencia, Marielina.

  4. Pingback: Libertango - Il flauto dolce

  5. Pingback: Libertango - Blockflötennoten

  6. Pingback: Libertango - La flûte à bec

  7. Pingback: Libertango - La flauta dulce

  8. Pingback: Libertango - Il flauto dolce

Deja un comentario

*