Vals para orquesta de variedades

Dmitri ShostakovichLa historia de la música está llena de errores de todo tipo: desde la atribución de una obra a una persona diferente del verdadero autor (como es el caso de la Sinfonía de los juguetes de Edmund Angerer, erróneamente atribuida a Haydn o a Leopold Mozart, o la famosa bagatela Para Elisa, cuyo autor probablemente no sea Beethoven, sino otro Ludwig que se apellidaba Nohl) o errores de catalogación, consistentes en opus o hasta en títulos equivocados.

Aunque estos malentendidos se dan con más frecuencia en las obras más antiguas -como es el caso de las dos citadas, ambas de más de 200 años- no faltan ejemplos bastante más recientes. La pieza que veremos hoy es de Dmitri Shostakovich, un compositor ruso cuya vida transcurrió enteramente en el siglo XX.

Su abundante producción musical incluye todo tipo de composiciones clásicas: sinfonías, óperas, sonatas, cuartetos, suites, ballets, etc. Además, Shostakovich también se dedicó a la música para el cine, escribiendo las bandas sonoras de más de 30 películas.

Justamente gracias al cine, a la película Eyes Wide Shut, obra póstuma de Stanley Kubrik, se ha hecho famosa una pieza a la que Shostakovich no dio mucha importancia en su momento, tanto es así que no conocemos la fecha exacta de su composición, seguramente posterior a 1956. Se trata de un vals de una obra identificada durante años como la Suite para orquesta de jazz nº2, hasta que en 1999 el descubrimiento de una partitura para piano de esta última volvió a cuestionar la identidad de la obra que contiene nuestro vals, a continuación en la versión de la Orquesta del Concertgebouw de Amsterdam dirigida por Riccardo Chailly, la misma que acompaña las imágenes de la película de Kubrik.

Aunque tanto en los créditos de la película y en la carátula del disco de la banda sonora como en la gran mayoría de las demás grabaciones y partituras aparezca el título equivocado, ahora sabemos que se trata del Vals nº2 de la Suite para orquesta de variedades, cuyo primer tema he arreglado para flauta dulce. No es muy sencillo de tocar debido a que sus compases más rápidos están justo en el cambio de octava, pero puede ser útil justamente para ensayar esa dificultad a la vez que se disfruta de una pieza muy sugestiva.

Acerca del autor

Entradas relacionadas

  1. Excelente el artículo, siempre aprendo con ellos. Muchas gracias.

  2. Pingback: Bitacoras.com

  3. Adriana Contestar

    El vals también se puede escuchar a partir del minuto 2:15 de la mini-película “Música en el aire”, grabada por The Philharmonics y que pudimos disfrutar en el intermedio del Concierto de Año Nuevo.
    http://youtu.be/td95azl-4oU
    Un abrazo

  4. Massimo Pennesi Contestar

    Muchas gracias por el enlace, Adriana.
    Un abrazo

  5. Pingback: Vals nº2 (Suite para orquesta de variedades - Shostakovich) - Il flauto dolce

  6. Pingback: Valzer nº2 (Shostakovich) - Il flauto dolce

  7. marcial Contestar

    Hola amigo de escritos como este muy bien fudamentados se aprende mucho gracias por compartir cultura y biografia musical de grandes creadores de musica antigua y moderna.
    saludos
    marcial

  8. Pingback: Vals nº2 (Shostakovich) - La flauta dulce

  9. Pingback: Walzer Nr. 2 (Schostakowitsch) - Blockflötennoten

  10. Pingback: Valse Nº2 (Chostakovitch) - La flûte à bec

Deja un comentario

*